personas

¿EL CONSUMIDOR NO ES COMO LO PINTAN?

indica_admin Uncategorized Leave a Comment

JORGEAGOSTOtodaslasredes-septiembre

En el mundo feliz, donde las empresas “fabrican”, las tiendas “venden”, las marcas “conectan” y las personas “consumen”, hemos creado escenarios basados en supuestos, tendencias y estrategias donde todo debería de funcionar y hacer que todos seamos felices, pero…
… ¿realmente así sucede? ¿así de sencillo?.
En muchos foros se ha hablado del consumidor en muchos aspectos, las diferencias generacionales, aun así el consumidor se “camuflajea” y se mimetiza en diferentes ambientes y contextos donde el consumidor muchas veces no sabe que es un consumidor, para él no existen clasificaciones ni target, solo es lo que es.
Si bien a evolucionado a lo largo de los años en todos los procesos en los que se involucra el mercado del consumo, sonaría ilógico pensar que el consumidor no ha sufrido grandes cambios.
Hemos creído que lo más importante del consumidor: es el porqué lo compra, qué compra, cuándo lo compra y donde lo compra pero nos hemos olvida de la sensación que se genero al comprarlo, cuando lo usa e incluso cuando lo deja de usar.
De esta manera, entendiendo que los productos son una extensión o una complementación de nuestras vidas, es importante conocer al consumidor como usuario, fuera de la punto de venta o de consumo, logrando comprender aspectos emotivos que muestran las verdaderas razones de satisfacción en el consumo.
El significado de consumidor ha quedo, tal vez, un poco obsoleto comparándolo con la evolución de otros campos como el proceso de compra, las experiencias de compra en los puntos de venta, la innovación de las marcas en sus productos, etc. Si tuviéramos que asignarle un nombre a este personaje, tendríamos que tomar en cuenta una serie de factores que influyen en su actual comportamiento.
Por ejemplo, el “Cliente” ya dejo de ser la persona que es leal a las marcas, o bien leal a las Puntos de venta o de compra. Ese cliente noble que conocíamos se ha transformado en un “Gran cazador” que dependiendo lo que anda buscando actúa para encontrar lo que quiere, teniendo un mundo de información para evitar procesos y tiempos, basado en las opiniones de los demás y la de él mismo, incluso el es capaz de promocionar sus técnicas de consumo y mostrar sus “motines y sus presas en el mundo del Internet.
Tampoco se puede ser llamado “Comprador”, puesto que hoy en día el intercambio de un servicio/producto por un valor monetario, ha rebasado los límites de las transacciones de la Compra-Venta, e incluso el proceso de compra muchas veces es virtual y no necesariamente se requiere de un bien económico; el valor y el precio son dos elementos que se diferencia no por lo que representa, si no lo que uno puede llevar influir en los demás, siendo este un “Influenciador”;
Pero si se llamase “Usuario”, estaríamos descartando todos los factores externos e internos de influencia que hacen que el usuario sea usuario, es decir si no desconocemos “el porqué lo hace”, únicamente sabríamos “el qué hace”. Sabiendo aun así, es mejor conocer al “Usuario” como persona (ser sensible e imperfecto) que consumidor (ser egoísta y perfecto). ya que si solamente pensamos en enfocarnos como lo que hace usuario solo encontraríamos soluciones meramente funcionales y nos olvidaríamos de parte emotiva.
Entonces el “Consumidor”, ¿quién es ahora?
Recuperar la esencia de los seres humanos como imperfectos me parece que es la mejor clasificación que podemos asignarle.
Hablar de “personas” en lugar de “consumidor” suena como volver al principio de todo y es ahí donde nunca debimos movernos.
Es por eso que Indica, cuenta con especialistas en diferentes áreas profesionales que envuelven al futuro consumidor en el contexto social, geográfico, estadístico, lo racional y emocional y sabemos que tú, como empresa de marcas y productos, necesitas conocer al verdadero consumidor: las “Personas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *